25 mar. 2016

Hot cross buns


Cómo ya podréis saber me encantan las fotografías oscuras y que se vea el sujeto con sombras, que realce la belleza del producto ya que es fruto de nuestra imaginación, de nuestra manera de ver las cosas, y como las apreciamos. Cada vez me doy más cuenta de que una fotografía cuenta mucho más de lo que nosotros vemos, cada sombra, cada brillo tienen un significado. En este shooting me he inspirado en una vieja tienda de pasteles de alto prestigio, mas o menos de los años 60, ya que se me ha venido a la mente un joven chico que al acabar su formación decidió ir de pinche a una pastelería sueca. Y cuando el se quedaba fregando los platos a última hora de la jornada, el hacia sus pinitos y se los curraba mucho, todas las noches creaba pasteles de ensueño en su mete, estrujando al máximo la lógica para que quedaran perfectos. Y a raíz de todo esto se me vino a  la mente hacer unos de sus pasteles de ensueño y querer transmitir con estas fotografías el momento de estar solo en la cocina y coger la cesta con sus pasteles de ensueño.